miércoles, 4 de abril de 2012

El chico que vive en tu cabeza


Hace poco llego Pilar Sordo a mi país, a la capital más exactamente y vino desbordando de sabiduría (por lo menos a mi parecer) sobre las relaciones que tenemos entre hombres y mujeres.

Para su conocimiento, Pilar Sordo es una Psicóloga muy respetable procedente de nuestro país vecino Chile, ha escrito varios libros basados en estudios que ella ha realizado dentro de su país, muchos de los cuales se han convertido en best-sellers, la reacción del público lector ante sus libros ha provocado que ella tenga que salir a los colegios, universidades, auditorios públicos y privados y cualquier otro tribuna sobre la cual se permita profundizar aun más sobre estas investigaciones porque el público lector se ha quedado con el apetito de más.

El libro del que me interesa hablar es el titulado “Viva la diferencia”, que habla sobre las relaciones que existen entre las mujeres y los varones, en que es mentira que seamos iguales (en cuestión de derechos sí, pero nada más) porque tenemos formas diferentes de procesar algunas cosas y de pensar en las cosas.

Y prácticamente me hizo caer en cuenta que lo que trato de hacer con este blog es psicológicamente productivo en el desarrollo de toda mujer.

Y el punto exacto de esta afirmación mía se encuentra en lo que Pilar Sordo llama “El Pensamiento Mágico” que suelen tener las mujeres.

El pensamiento mágico se refiere a lo que creemos de las cosas, que todo nuestro razonamiento no se basa en la realidad sino en ilusiones, que cuando compramos algo que tendrá efectos geniales en cierta área estamos comprando magia, y cuando vemos que en realidad no funciona como lo pensábamos (de una forma mágica), quedamos totalmente desilusionadas y frustradas. Los hombres no tienen este razonamiento, ellos entienden que quizás la publicidad de algo sea exagerada y que no va a funcionar exactamente como se debería esperar, y cuando esto no funciona simplemente lo dejan atrás y avanzan.

Es lo mismo con el razonamiento que tenemos con los chicos, nosotros creamos una ilusión de un chico mágico en nuestra cabeza (todas tenemos el mismo chico en la cabeza) que sea detallista, tierno, que nos alague siempre, que sepas exactamente lo que queremos, que recuerde fechas importantes, que siempre esté dispuesto a acompañarnos a todos lados, que nos sea fiel, que nos sea útil arreglando cosas… ¿les suena familiar? Y es que todas estamos enamoradas de ese chico, el problema es que solo vive en nuestra cabeza, y cuanto más tiempo pasemos pensando que todos los chicos deberían adaptarse a ese pensamiento mágico, mas defraudadas de los chicos estaremos.

Y aquí viene la razón de ser de este blog. Dejemos de pensar en príncipes azules y empecemos a ver a los chicos de forma más lógica y real, nada de ilusiones y más verdades; si tu chico no es bueno con las fechas, si no tiene muchos detalles, si no le gusta ir a compromisos y miles de cosas más, a entenderlo y no sentirse desilusionada todo el tiempo. Cuanto más mágico hagamos nuestros pensamientos, mas defraudadas y amargadas estaremos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario